Las chufas en la dieta vegana

Las chufas en la dieta vegana

La dieta vegana, basada en el consumo de frutas y vegetales, tiene un gran poder nutritivo. Parte de sus beneficios, además del respeto a los animales y al medioambiente, se sustentan en el poder antioxidante del consumo exclusivo de grandes cantidades de productos naturales. Esto se asocia con una vida saludable pues reduce el riesgo de cáncer, disminuye las probabilidades de tener problemas cardíacos y, con una buena planificación, puede cubrir todas las necesidades dietéticas de las personas.

Por otro lado, la dieta vegana evita que se aumente el nivel de grasa y colesterol al no ingerir productos de procedencia animal. Uno de los alimentos que se pueden incluir en una dieta vegana son las chufas. Su nombre científico es Cyperus esculentus y su consumo incrementa el bienestar de las personas y promueve una vida más sana. La chufa es un tubérculo con diversas propiedades, entre las cuales destacan las siguientes:

1. La Universidad de Valencia, ciudad productora de chufas, afirmó que este tubérculo es rico en minerales (fósforo, magnesio, calcio, hierro y magnesio). Además, es bajo en sodio, de forma que puede ser apto para hipertensos. Las chufas también cuentan con muchas proteínas lo que las convierte en un alimento de tipo energético muy potente y nutritivo.

2. Tienen un alto contenido en ácido oleico rico en Omega 9, similar al aceite de oliva o a las avellanas y como estos, ayudan a disminuir el colesterol y los triglicéridos, una de las mayores preocupaciones de buena parte de la población.

3. En España es muy común el consumo de chufa en una famosa bebida llamada horchata. Ésta no tiene fructuosa ni lactosa y puede ser tomada por diabéticos si no se le agrega azúcar. La horchata resulta favorable para ellos ya que tiene propiedades que incrementan la producción de insulina.

4. En cuanto al hierro, conviene detallar que aporta más cantidad de este mineral que la leche de vaca. Por ello, es excelente para las personas con tendencia a la anemia y como reconstituyente.

5. Por su contenido en almidón, tiene propiedades astringentes. Es un antidiarreico natural y tiene un impacto positivo en los procesos digestivos ya que cuenta con dos tipos de enzimas importantes para superar el meteorismo y las flatulencias. Además, es fácilmente asimilable y por ello se recomienda a personas con gastritis o con dolores de estómago. Y por si fuera poco, actúa como prebiótico en el intestino.

6. Contiene arginina por lo que asegura una mejora en el sistema inmune. Su consumo regular incide en las defensas, protegiendo al organismo de enfermedades.

7. La chufa contiene zinc y por ello funciona como un estimulante muy efectivo en momentos de fatiga o cansancio.

Así, incluir chufas en la dieta vegana es una idea llena de beneficios para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba