Composición de las chufas

Composición de las chufas

Las chufas son uno de los alimentos más completos, y saludables, que pueden consumirse. A continuación, analizamos los nutrientes que aportan, cómo pueden mejorar el estado de salud de cualquier persona y por qué deben formar parte de una dieta saludable.

¿Cuáles son las características de las chufas?

No siempre se tiene claro cómo crecen y se desarrollan, los siguientes aspectos pueden ayudar a conocer mejor sus características:

  • Crecen en una planta que puede alcanzar los 60 centímetros de alto.
  • La planta tiene flores de color blanco que brotan entre mayo y septiembre.
  • Es en sus raíces donde crecen unos tubérculos que pueden alcanzar los 15 milímetros de grosor: las chufas.
  • Esta planta tiene su origen en los trópicos y en ambientes subtropicales.
  • Fue introducida en España por la cultura árabe en el siglo VIII.

¿Cuál es el aporte nutricional de las chufas?

El consumo habitual de chufas consigue que el organismo se beneficie de los siguientes macronutrientes.

36 gramos de fibra por cada 100 gramos

La fibra contribuye a mantener el agua en el aparato digestivo, provocando una recomendable sensación de saciedad. Además, favorece el tránsito intestinal previniendo dolencias como el estreñimiento.

Un 31 % de hidratos de carbono

Constituyen el combustible del organismo. Las células los convierten en energía para que el aparato locomotor pueda seguir funcionando con normalidad. Aumentan el rendimiento físico y mental con facilidad. Ayudan a paliar las cefaleas de forma natural.

100 gramos de chufas contienen 26 de grasa saludable

Un 60 % son ácidos grasos monoinsaturados, un 20 % poliinsaturados y un 20 % saturados. Los ácidos monoinsaturados son los más recomendables para mantener los niveles de colesterol en los parámetros saludables. Dentro del grupo de los poliinsaturados se hallan el Omega-3 y el Omega-6, altamente recomendables para proteger la salud cardiovascular. Los saturados de origen vegetal no engordan e intervienen en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

4. Siete gramos de proteínas por cada 100 gramos de chufas

La proteína vegetal es siempre la más recomendable. De ella se nutren los músculos para poder funcionar con normalidad. Es adecuado recordar que, dado el escaso aporte proteico de las chufas, sería recomendable complementar la dieta con otros alimentos que aporten más proteínas.

5. Aporte de minerales por cada 100 gramos

  • 93 miligramos de magnesio. Produce proteínas, reduce la inflamación y equilibra el nivel de glucosa en sangre. Combate el cansancio de forma efectiva.
  • 4 miligramos de hierro. Como oligoelemento es de los más relevantes. Coadyuva al almacenamiento y transporte del oxígeno a distintas zonas del organismo. Contribuye a crear energía y puede hacer frente a afecciones como la anemia.
  • 0,97 miligramos de cobre. Incide en la creación de los glóbulos rojos. Contribuye en el correcto funcionamiento del metabolismo y fortalece el sistema inmunológico.
  • 34 miligramos de sodio. Este mineral equilibra la cantidad de líquido en el cuerpo y participa en la regulación de la tensión arterial.
  • 424 miligramos de potasio. Produce energía, fortalece la musculatura evitando la aparición de calambres, equilibra el nivel de líquidos del organismo y aporta vitalidad.
  • 92 miligramos de calcio. Ayuda a fortalecer los huesos y tiene presencia en el metabolismo de las grasas.
  • 3,5 miligramos de zinc. Estimula el funcionamiento del sistema inmunológico, contribuye a la curación de las heridas en un menor tiempo e incide en el crecimiento del cabello y de las uñas, entre otras propiedades.
  • 211 miligramos de fósforo. Mejora la resistencia de huesos y dientes. Aumenta la concentración.

6. Vitaminas

Se encuentran con mayor facilidad en el aceite de chufa. Por cada 100 mililitros las cantidades son las siguientes:

  • 47 miligramos de vitamina E. Retrasa el envejecimiento, previene enfermedades relacionadas con el corazón y protege frente al cáncer.
  • Vitamina H. Metaboliza las grasas y mejora la eficiencia de las proteínas. Resulta imprescindible para que el crecimiento del pelo y de las uñas sea el adecuado.

7. Calorías

Por lo general, siempre se ha considerado que las chufas son demasiado calóricas. Por cada 100 gramos aportan 386 calorías, pero teniendo en cuenta su aporte de nutrientes merece la pena tomar diariamente unos 25 gramos de este tubérculo. No en vano, su inclusión en la dieta puede ayudar a cualquier persona a mejorar su salud fácilmente, sin recurrir a productos farmacéuticos.

Es conveniente subrayar que durante todo el texto se ha aludido a las chufas en crudo y no a su consumo en forma de horchata o leche de chufa. En este tipo de formatos las chufas se mezclan con otros ingredientes y edulcorantes que pueden aumentar su aporte calórico y restarles parte de su interesante aporte nutricional.

En definitiva, tomar unas chufas al día supone consumir un alimento lleno de propiedades destinado a mejorar el funcionamiento del organismo. Sus propiedades como medicina natural son indiscutibles. Por tanto, convertirlas en protagonistas de una dieta sana es más que recomendable.

Ir arriba